Black Pond

Jessica Sarah Rinland, Gran Bretanya, 2018. 42′. VOSE.

Odissea per les terres comunals del sud d’Anglaterra narrada a través de les mans i els coneixements d’alguns membres de la National History Society que les ocupen en l’actualitat.

Comentari de la directora
“Mucho de esto proviene de un lugar de admiración, porque realmente me gustan estos animales. Siento que a muchos filmes sobre animales o historia natural les falta algo… ¿a esos cineastas realmente les interesan los animales o solo son objetos de estudio para sus proyectos? Lo cual está perfectamente bien, pero para mí hay muchos filmes que carecen de esta relación que yo siento muy cercana e intensa.”

Festivals (selecció)
UnionDocs, Nova York
Curtocircuito, Santiago de Compostela
Punto de Vista, Pamplona

Con una mezcla de esa euforia propia de la infancia y la serenidad que suele llegar con la madurez, estos infatigables aprendices de todo reaccionan con unos sonoros “aaah!” ante la aparición de cada nueva especie de hongo, o ante la visita inesperada de insectos convocados por las luces de una expedición nocturna. Como si estuviese hablando de los propios espectadores de la película, uno de los protagonistas afirma, exultante, “es increíble la cantidad de cosas que se siente atraídas por la luz”. [….] El catálogo visual de Black Pond está plenamente centrado en el trabajo manual: el manejo de linternas, receptáculos para muestras, tijeras, cintas métricas y otros aparatos de medición. Además, cuando es necesario, son las manos de los protagonistas las que entran en contacto privilegiado con la naturaleza: los insectos recorren sus manos con la misma calma con la que se pasean por el suelo terroso o por las cortezas resinosas de los árboles; en una secuencia asombrosa, los científicos estudian la morfología de unos murciélagos mientras los sostienen con delicadeza en sus manos. Nada se singulariza en esta película que fija su horizonte en lo universal: las manos de uno son las manos de todos. Un poderoso sentido de comunidad, de humanidad en marcha, que se ve fortalecido por las alusiones a la noción de responsabilidad colectiva –uno de los temas principales del film es la transformación del paisaje a causa de la acción humana– y a una fuerte consciencia de un pasado común.

Manu Yáñez

Otros Cines Europa